Páginas vistas en total

5 de mayo de 2017

SANTOS MILAGROSOS



TEXTO IRREVERENTE

Por Andrés Timoteo

La pregunta del millón de dólares –porque el peso está muy devaluado-: ¿a quién le rezó el priísta Armel Cid de León para salvarse,  ya por tercera vez, de ir a la cárcel?, ¿a Santo Domingo (Muguira, el suegro) o a San Miguel (Yunes)?, No, dicen los bien-enterados que fue San Fidel (Kuri) el que le hizo esta vez el milagro de salir incólume de la petición de desafuero en el congreso local.

Los  diputados locales decidieron no desaforar al alcalde de Fortín de las Flores bajo el argumento de que está vigente la petición de un amparo ante la justicia federal y el juez a cargo todavía no emite una resolución final. Por eso rechazaron la solicitud hecha por el fiscal Jorge Winckler Ortiz. Nadie puede decir que Armel Cid no es un tipo con suerte, ya que  bien podría pasar al libro Records de Guinness.

Esto porque a pesar de haber sido exhibido a plenitud en el tendedero mediático por golpear salvajemente a una mujer –su pareja extramarital- a la cual incluso arrojó de un vehículo sobre la carretera federal Fortín-Huatusco en el 2015, lleva dos procuradores y dos gobernadores que le hacen los mandados. En el 2015, el entonces gobernante Javier Duarte lo amagó públicamente con desaforarlo e instruyó al amateco Luis Ángel Bravo Contreras, titular de la Procuraduría General de Justicia –a que pidiera su desafuero en el congreso local.

No tuvo existo porque los diputados  argumentaron un error de redacción en el nombre del ayuntamiento –adrede, por supuesto- y  regresaron el expediente.  Esa fue la primera salvación, atribuida a Santo Domingo (Muguira), el ‘suegro milagroso’, que movió influencias y cobró favores para proteger al yerno. La segunda salvación fue que transcurrieron casi 20 meses en los que Cid de León permaneció intocado, despachando en la alcaldía y riéndose de su víctima y sus detractores pues Bravo Contreras nunca volvió a reformular su petición en el congreso local pese a que legalmente estaba obligado a hacerlo.

Con la renovación de la gubernatura y la llegada de un mandatario opositor se anunció el cambio en la Fiscalía General y por ende, en los métodos para aplicar la justicia. Winckler volvió a solicitar el desafuero del fortinense el 31 de enero pasado y poco más de tres meses después, los parlamentarios lo rechazaron. El operador de esa protección fue el diputado Fernando Kuri Kuri, exalcalde de Oluta y primo del diputado federal orizabeño Fidel Kuri Grajales, quien ahora está de ‘candidato cachirulo’ en el puerto de Veracruz. Los primos Kuri, ligados a Duarte de Ochoa y al innombrable, fueron los salvadores del golpeador de mujeres.
Así se hace justicia en Veracruz, protegiendo al infractor y se confirma que pese  al llamado “gobierno del cambio”, la fidelidad todavía tiene tentáculos que permiten proteger a los suyos. Y la segunda pregunta del millón de dólares es: ¿cuánto dinero dispersó Santo Domingo (Muguira) para acariciar las manos de los diputados o cuándo donó a la campaña electoral de San Fidel (Kuri) en la ciudad de Veracruz de  la cual el diputado Fernando Kuri es coordinador?  Por ahora, el milagro de San Fidel (Kuri) mantiene a salvo al irredento  Armel Cid.



FUENTE; NOTIVER

No hay comentarios:

Publicar un comentario