Páginas vistas en total

24 de junio de 2017

AL VIEJO ESTILO DEL DICTADOR PORFIRIO DÍAZ, SU ADMIRADOR, EL ALCALDE DE ORIZABA RECHAZA LA ALERTA DE GÉNERO

Mueve sus redes en la capital del País, se reúne con autores políticos en el Estado y comienza a promoverse como una opción viable para la candidatura del PRI a la Gubernatura, pero lo cierto es que el Presidente Municipal de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos es el único de los 11 alcaldes cuyos municipios tienen alerta de género por feminicidios, que no ha trabajado en disminuir los asesinatos de mujeres y que no tiene intención de hacerlo. 
Y es que reiteradamente se ha negado a inhibir la violencia contra las mujeres porque "no cree que sea un problema estructural", aseguró la directora del Centro de Estudios para la Igualdad de Género y los Derechos Humanos del Congreso local, Martha Mendoza Parissi, quien por otra parte considera que dicha actitud se debe “al desconocimiento, la falta de recursos y desinterés. 
Y es que los integrantes del cabildo piensan que si el alcalde no cree en la violencia de género contra las mujeres, esto es algo excepcional y solo se presenta en ciertas circunstancias". La activista señala que los ayuntamientos son los primeros responsables en inhibir este fenómeno y a pesar de ello se siguen asesinando mujeres porque los ayuntamientos no han tomado esto con seriedad. "Quien tiene la parte fundamental son los ayuntamientos y tendrían que actuar en consecuencia y tomando medidas para generar condiciones que inhiban los asesinatos de mujeres". 
Por ello Mendoza Parissi consideró que es urgente acelerar las medidas en los ayuntamientos porque son los mayormente responsables en entender el tema y hasta ahora solo unos cuantos han participado. Agrega que el Congreso local cumplió con las observaciones derivadas de la primer alertan de género y ahora el cumplimiento está "en la cancha" del Ejecutivo, y en otro tema, sobre la iniciativa de unión de hechos que permitiría las uniones entre personas del mismo sexo dijo que es una iniciativa que sirve para responder, aunque no del todo, a las exigencias de la comunidad LGBTTI. "La iniciativa no es discriminatoria, pero el Código Civil tendría que recoger las demandas que tienen las poblaciones, los colectivos LGBTTI, pero como no existe una regulación esta puede ser una alternativa". 
Señala que de esta manera las parejas tendrían los beneficios de seguridad social previstos en la ley e incluso hasta acceder a la herencia de sus seres queridos fallecidos. "Es una posibilidad que tienen no solo las parejas del mismo sexo, sino quienes tienen una unión que debe ser regularizada para acceder a derechos que no tienen, como quienes viven juntas y no tienen una relación de carácter afectivo y sexual". Y es que algunos activistas se han quejado por considerar que está propuesta no les permite acceder a la adopción ni al reconocimiento formal de su relación como matrimonio, pero insistió que es un paso y quedaría pendiente ver si el Código Civil podría recoger estas otras demandas de la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario