Páginas vistas en total

4 de julio de 2017

LA 'HERENCIA' QUE DEJA ERUVIEL ÁVILA A LOS MILLONES DE MEXIQUENSES

Porque hizo en campaña muchas promesas #AlIgualQuePeñaNieto y es momento de saber si las cumplió.

El gobierno de Eruviel Ávila Villegas ya está en cuenta regresiva.

Menos de tres meses le quedan al frente de la administración estatal donde buscó revertir la inseguridad pública y pobreza, alentar el crecimiento económico, mejorar indicadores en salud y educación, modernizar el transporte, actuar contra el cambio climático y abanderar la transparencia, entre otras promesas.

“En grande” fue el eslogan de Eruviel, cuya administración inició con el 61.97% de respaldo de los votantes y ahora su partido, el PRI, es rechazado por cerca del 70% de quienes participaron en los comicios de gobernador del 4 de junio.

No es gratuito. Los indicadores oficiales marcan una realidad contrastante para millones de mexiquenses. Esta es parte de la ‘herencia’ que deja el priista Eruviel Ávila.

SEGURIDAD

En su quinto informe de gobierno, rendido en septiembre de 2016, el mandatario mexiquense reportó una reducción del 9% en los delitos de alto impacto como robo con violencia y homicidio doloso, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Sin embargo, el homicidio doloso continúa siendo uno de los ilícitos de mayor incidencia, esto si comparamos el promedio mensual entre su primer año de gobierno y el corte de septiembre de 2016 a mayo de 2017.
Con base en el SNSP, en los 12 meses que van de septiembre de 2011 (Ávila inició su gestión el 15 de septiembre de ese año) a agosto de 2012, el promedio mensual de homicidios dolosos denunciados ascendió a 162.75 registros. Al revisar las denuncias de homicidios dolosos, de septiembre de 2016 a mayo de 2017, que significan nueve meses, el promedio mensual se ubica en 170.1.

El secuestro es otro delito donde la administración de Eruviel Ávila enfrentó incrementos desde los primeros años de su mandato, los cuales ha sido complicado atenuar.

En el citado periodo de 2011 a 2012, el promedio mensual de secuestros denunciados se ubicó en 9.6 registros.

Para su último año de gobierno, el promedio de los nueve meses transcurridos, entre septiembre de 2016 y mayo de 2017, alcanza ya las 16.7 denuncias.

En el caso del delito de extorsión no es posible hacer un comparativo con el primer año de gobierno, pues el SNSP no registra todos los meses de ese ejercicio.

No obstante, la extorsión es un ilícito creciente en la gestión de Eruviel. Entre septiembre de 2015 y agosto de 2016 las denuncias por este delito fueron 708.

Dicha cifra ya quedó rebasada en el último año de la administración eruvielista, pues entre septiembre de 2016 y mayo de 2017 las denuncias por extorsión ya suman 887. Y faltan por contabilizarse otros tres meses.

Cristina Eugenia Pablo, coordinadora de la licenciatura en Seguridad Ciudadana de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), consideró que al gobierno saliente le faltó apostar más a la prevención y un modelo de seguridad pública.

Recordó que durante la gestión del gobernador Eruviel Ávila primero existió una Agencia de Seguridad, después se convirtió en Secretaría, y finalmente quedó en una Comisión estatal.

“Desde la Secretaría se le denominó de seguridad ciudadana, y no se atiende desde esos factores, entonces no hay un verdadero plan, programa, un diseño donde se puedan atender estas cuestiones de violencia, desde esa perspectiva de la seguridad ciudadana para cambiar todo un modelo”, refirió.

Aclaró que un factor agravante de la inseguridad pública es el incremento de la violencia, lo cual es una tendencia nacional.

POBREZA

En 2011, Eruviel Ávila establecía como objetivo de su gobierno “erradicar de la sociedad mexiquense (a) la pobreza extrema en todas sus vertientes”.

“La pobreza es una condición inaceptable”, agregaba la plataforma comicial que en ese año el PRI, PVEM y Nueva Alianza registraron ante el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), documento base de las políticas públicas de Eruviel.

Los últimos datos oficiales continúan siendo inaceptables.

Con cifras a 2014, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reveló que los mexiquenses seguían engrosando las filas de la pobreza, ya que casi la mitad de la población estaba en esa condición; aunque la carestía extrema había disminuido ligeramente.

Estas eran las cifras de pobreza en el territorio mexiquense:

2010: 6 millones 712 mil 100 (42.9%)
2014: 8 millones 269 mil 900 (49.6%)
Incremento: un millón 557 mil 800 personas
La variación de la pobreza extrema se anunció en 2014 como un logro de los programas sociales, indicador que ha registrado altibajos, como lo reporta el Coneval:
2010: un millón 341 mil 200 (8.6%)
2012: 945 mil 700 (5.8%)
2014: un millón 206 mil 900 (7.2%)
Disminución entre 2010 y 2014: 134 mil 300 personas
Sin embargo, en dicho reporte del Coneval destacaba que cada vez eran más los mexiquenses que no contaban con ingresos suficientes para acceder al valor total de la canasta alimentaria y no alimentaria, que se conoce como línea de bienestar, este era el reporte:
Población con ingreso inferior a la línea de bienestar:
2010: 7 millones 590 mil 800 (48.5%)
2014: 9 millones 823 mil 900 (58.9%)
Incremento: 2 millones 233 mil 100
EMPLEO

Un factor determinante en el comportamiento de la pobreza es el empleo y nivel de ingresos de los mexiquenses.
Durante la administración de Eruviel Ávila, la buena noticia es que ha disminuido el desempleo. En el primer trimestre de su administración (octubre-diciembre de 2011) la tasa de desocupación laboral fue del 5.9%.

Y en el primer trimestre de 2017 (enero-marzo) la tasa de desempleo fue del 4.1%.

La mala noticia es que el Estado de México replica la tendencia nacional de generar empleos mal pagados, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi.
Así, en el trimestre octubre-diciembre de 2011, en la entidad mexiquense había 641 mil 822 trabajadores que ganaban hasta un salario mínimo (hoy Unidad de Medida y Actualización que se ubica en un valor diario de 75.49 pesos).
El comparativo con el primer trimestre de 2017 arroja la citada disminución salarial. Hoy los trabajadores mexiquenses que perciben hasta un salario mínimo ascienden a 843 mil 962.
A su vez quienes ganaban más de uno y hasta dos salarios mínimos sumaban un millón 662 mil 276 empleados al inicio de la gestión de Eruviel. En el primer trimestre de 2017, la cifra de mexiquenses con ese salario ya está en 2 millones 261 mil 794 personas.
En el otro extremo, son menos los empleados mejor pagados.
En 2011, al comenzar la gestión de Ávila Villegas, con una percepción superior a los cinco salarios mínimos estaban 495 mil 514 empleados. Con cifras a 2017 dicha cantidad se redujo a 190 mil 698 trabajadores.
Para el catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma del Estado México (UAEM), Eduardo Garduño Campa, es un fracaso la política de empleos en la administración actual.
Los empleos generados, consideró el también economista, no responden a las expectativas salariales de los mexiquenses, tampoco satisfacen las necesidades básicas de educación, vivienda, salud, alimentación y vestido.

Garduño consideró que la inseguridad pública fue uno de los obstáculos para el desarrollo económico de la entidad, además de no generarse políticas que hicieran más competitivo al territorio mexiquense.

EDUCACIÓN

La plataforma electoral del gobernador Eruviel Ávila proponía entre otros indicadores que la cobertura de educación superior creciera del 21.7 al 26%.

Al respecto la Cuenta Pública del gobierno estatal, correspondiente a 2015, indica que en ese ejercicio se registró una matrícula de 398 mil 556 alumnos en educación superior, lo que representaba un 22.5% con relación al millón 770 mil 865 jóvenes que se encontraban en el rango de 18 a 23 años de edad.

Otro dato de contraste en este sexenio lo aporta la Encuesta Nacional de los Hogares 2015 del Inegi, donde se indica que en el Estado de México hay 4 millones 315 mil 965 mexiquenses de 3 años y más con primaria incompleta. Representan el 27.14% de esa población.

Quienes tienen la primaria y secundaria completa suman 7 millones 506 mil 518 personas, casi la mitad de la población mexiquense en el citado rango de edad (47.21%).

Y el resto, 4 millones 74 mil 838 mexiquenses tienen el nivel medio superior y superior, representando la otra cuarta parte de la población (25.63%). Ese es el panorama educativo que deja el gobernador saliente.

SALUD

Este fue uno de los temas de mayor empuje en la administración eruvielista. En la plataforma electoral que su partido registró ante el IEEM, el actual gobernador proponía entre otros rubros incrementar la oferta de plazas laborales y promover la formación de médicos especialistas.

Datos de la Secretaría de Salud (2016) revelan cómo se atiende actualmente a los mexiquenses:

Por cada 100 mil habitantes esta es la estadística:
- 11.3 unidades médicas
- 127.5 médicos
- 188 enfermeras
- 53.1 camas censables
- 2.2 ambulancias
Dicha estadística está contenida en la plataforma electoral que ahora el PRI, junto con el PVEM, Nueva Alianza y Encuentro Social, propuso para la elección de gobernador del 4 de junio de 2017.
“La salud es un elemento esencial para el desarrollo económico de un país, de un municipio y de un Estado, pues cuando la población tiene una cobertura amplia, propicia una mejora en sus actividades laborales y, por ende, reflejan una economía estable y creciente”, admite la citada plataforma electoral.

MÁS PENDIENTES

Entre la serie de pendientes que dejará el gobernador Eruviel Ávila también destaca la modernización sustentable, operativa y administrativa del transporte público, como lo prometió en su plataforma electoral.

En su gestión se creó la Secretaría de Movilidad y se promovió una nueva legislación, sin embargo, persiste la inseguridad y quejas contra este servicio, tales como el costo.

En la entidad, estimaciones oficiales de 2015 indicaban que en territorio estatal circulaban al menos 160 mil unidades del transporte público, de las cuales poco más de 100 mil eran taxis.

Otro tema pendiente son las medidas contra el cambio climático. En 2011, Eruviel Ávila propuso incorporar a su gobierno el concepto de “seguridad climática”. “Alentaremos la valoración y protección del medio ambiente”, decía su plataforma electoral.

No obstante, justo en estos momentos, en la recta final de su mandato, Eruviel enfrenta una controversia con ciudadanos del Valle de Toluca, quienes se oponen a la construcción de dos retornos vehiculares en Paseo Tollocan, avenida emblemática de la capital mexiquense. Las obras serían entre la avenida Alfredo del Mazo e Ignacio Comonfort.

Dicha obra, de acuerdo con las propias autoridades y vecinos, implicaría el derribo de unos 230 árboles adultos que se encuentran en la zona.

El objetivo principal de la obra es facilitar el acceso a la plaza comercial Galerías Toluca, que está ubicada a un costado de Paseo Tollocan. Un plantón de ciudadanos permanece en el sitio para impedir los trabajos que no han sido cancelados.

Un pendiente más en esa herencia que deja el mandatario mexiquense lo podemos ubicar en el rubro de transparencia.

Durante su campaña electoral, en su respectiva plataforma registrada ante el IEEM, prometió que los gastos del gobierno estatal se publicarían en tiempo real, además de crearse un tablero de control sobre las adquisiciones, en el cual la población pudiera conocer el costo promedio de diversos bienes.

“(Es) Una administración pública que también ha perdido esta brújula de ser cercana precisamente a las necesidades de la población”, consideró el profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Políticas de la UAEM, Eduardo Rodríguez Manzanares.

El especialista agregó que al actual gobierno estatal le faltó realizar ejercicios de evaluación y participación ciudadana.

“Es uno de los temas que en México no le damos, desafortunadamente, la debida importancia, llevar a cabo ejercicios de auto evaluación, en temas como seguridad, pobreza, activación económica, ambientales”, indicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario