Páginas vistas en total

20 de marzo de 2018

LA SEIDO VINCULA A AL GOBIERNO DE VERACRUZ CON LOS ZETAS


Jaime Ignacio Téllez, actual Secretario de Seguridad Pública del Gobierno de Miguel Ángel Yunes en Veracruz, tiene estrechos vínculos con Guadalupe Hernández Hervis, “La Jefa”, operadora de Los Zetas en la entidad, según una indagatoria a la que tuvo acceso el periódico REFORMA.
Incluso, para la PGR, “La Jefa” tenía la función de “notificadora” y “enlace” de ese cártel con el funcionario.
Como parte de una indagatoria penal, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) intervino llamadas, con autorización judicial, y exhibió que “La Jefa” hablaba con Téllez en el mismo lapso en el que ella negociaba el pago de 2 millones de pesos como rescate de una persona secuestrada que luego asesinaron sus captores.
Además de negociar el cobro de secuestros, “La Jefa” controlaba a los integrantes de “Los Zetas” que revisaban periódicamente los volúmenes de droga en las “tienditas” bajo su control.
“La Jefa” y su pareja sentimental, Juan Adiel García Lezama, alias “El Primo”, eran los principales operadores de Hernán Martínez Zavaleta “El Comandante H”, jefe de plaza de Los Zetas en el sur de Veracruz y en el norte de Tabasco, actualmente preso.
Cuando en septiembre pasado acudió a declarar a la SEIDO como imputado, el jefe policiaco de Yunes alegó que “La Jefa” era una informante.
Pero la Ley Federal contra Delincuencia Organizada prevé la figura de los informantes relacionados con grupos de narcotráfico sólo para la SEIDO y no para policías estatales.
Además, posterior a su declaración, la SEIDO tuvo información de que el Secretario Téllez tiene una larga relación de amistad con la mamá y un hermano de “La Jefa”.
La ruta
Mientras realizaba espionaje telefónico a integrantes de Los Zetas, la SEIDO grabó cuatro conversaciones entre “La Jefa” y el Secretario Téllez.
El 23 de junio de 2017, Los Zetas secuestraron en Xalapa a una persona identificada en las investigaciones federales como OMT. Todas las negociaciones vía telefónica fueron grabadas. Los familiares de la víctima tenían del otro lado del auricular a una voz femenina que exigía el pago de 2 millones de pesos como rescate.
Paralelamente, la SEIDO hacía el seguimiento de llamadas telefónicas que iniciaron con la intercepción de un número con la clave lada 228, portado por un miembro de Los Zetas que operaba en Xalapa y del que sólo conocían su alias: “El Ricolino”.
Las escuchas se llevaban a cabo con autorización de un juez especializado en Control de Técnicas de Investigación, Arraigo e Intervención de Comunicaciones.
El dato que llamó la atención de los espías es que este individuo hablaba con una mujer a la que refería como “La Jefa” y recibía indicaciones de ella. “No traigas armas ni mariguana”, “Ve a checar la mercancía de las tiendas”, le ordenaba a “El Ricolino”.
El siguiente paso de la subprocuraduría fue identificar un número con clave lada 294, de Catemaco, como el de Guadalupe Hernández Hervis, “La Jefa”.
El 26 de junio de 2017, tres días después del secuestro en Xalapa, la SEIDO grabó una llamada que se hizo del número de “La Jefa” a un celular con clave lada 229, portado por el Secretario de Seguridad Pública de Veracruz.
En la llamada, “La Jefa” menciona a una licenciada llamada Norma como la operadora financiera de Hernán Martínez Zavaleta “El Comandante H”, entonces jefe de plaza de Los Zetas en el sur de Veracruz y en el norte de Tabasco.
También relata una anécdota relacionada con Bernardo Cruz Mota “El Niño Sicario”, un lugarteniente del “Comandante H” que fue ejecutado el 23 de junio de 2017 en Coatzacoalcos, justo el mismo día en que este grupo criminal cometía el plagio en Xalapa.
“La Jefa” le cuenta a Téllez Marié que “El Comandante H” amenazó a Juan Adiel García Lezama “El Primo” para que se quedara en el sepelio de Cruz Mota. En la llamada telefónica, ella reconoce una relación sentimental con “El Primo”, su concubino.
Si llegase a faltar “El Comandante H”, dice en el audio, el relevo en el liderazgo sería el hermano del capo Ariel Martínez Zavaleta.
Otras tres llamadas
El 24 de junio de 2017 un grupo de sujetos armados entró a una casa de la Colonia Nueva Calzadas, en Coatzacoalcos, y asesinó a una familia completa. Cuatro de ellos eran niños y dos adultos.
Desde el primer momento, las autoridades observaron esta masacre como la respuesta de “El Comandante H” al asesinato de su lugarteniente “El Niño Sicario”.
Cinco días después, el 29 de junio, la PGR capturó en Cárdenas, Tabasco, a “El Comandante H”, a “El Primo” y a Víctor Manuel Novales Cano alias “El Negro” o “Negrodito”.
La SEIDO no dejaba de escuchar las conversaciones telefónicas entre otros miembros de la misma organización.
La noche del 19 de julio, entre las 22:15 y las 22:20 horas, hubo tres llamadas telefónicas entre el Secretario de Seguridad Pública de Veracruz y “La Jefa”.
La mujer confirma ahí que Ariel Martínez, a quien había mencionado la plática del 26 de junio, era el sucesor del “Comandante H”.
También le dice que un sujeto apodado “El Concha”, jefe de plaza en Oaxaca, “es el que está haciendo todo el relajo” en Veracruz, en relación a la ola de violencia que por aquellas fechas azotaba a la entidad.
Esas tres fueron las últimas conversaciones que la SEIDO refiere haber intervenido entre Téllez Marié y Hernández Hervis.
Descubrimiento y captura
El 24 de agosto de 2017, dos meses después de grabarlos, los Servicios Periciales de la PGR confirmaron que la voz de la mujer que negoció el rescate del secuestro del 26 de junio en Xalapa correspondía a la interlocutora del Secretario Téllez.
A partir de ese momento, “La Jefa” se convirtió en blanco de la PGR, no obstante que días antes la había tenido a su alcance.
La mujer había visitado en su arraigo domiciliario a su pareja Juan Adiel García Lezama “El Primo” e incluso fue interrogada por la SEIDO el 7 de julio.
En la diligencia, ella proporcionó el mismo número celular con el que había sostenido conversaciones con el Secretario de Seguridad de Veracruz.
Personal de la Agencia de Investigación Criminal la detuvo el 22 de septiembre, fue internada en el penal de Morelos y la PGR consiguió que fuera procesada por delincuencia organizada y secuestro.
Sobre el plagio de Xalapa, no está claro si los secuestradores obtuvieron el botín o cobraron solo una parte, pero lo que sí aparece en los registros ministeriales es que días después la célula delictiva asesinó a la víctima.
Era mi informante, alega Téllez Marié
Cuando acudió a declarar a la SEIDO como imputado, el titular de Seguridad Pública de Veracruz admitió que hablaba por teléfono con “La Jefa”, aunque aseguró que ella era su informante.
El 1 de septiembre, al presentarse en las oficinas de la Unidad Especializada en Delitos en Materia de Secuestro de la SEIDO, la fiscal Lourdes López Lucho Iturbe reprodujo ante el funcionario veracruzano las grabaciones de las cuatro llamadas telefónicas que sostuvo con “La Jefa”.
Al término de cada grabación, los interrogadores le pidieron una explicación. De cada una reiteró que la señora Hervis era informante de la SSP del Estado de Veracruz.
Incluso Téllez Marié pidió a la SEIDO incluir cada una de las grabaciones en la carpeta de investigación, aunque ya constaban en ella porque eran producto de una intervención de escuchas autorizada por un juez.
Posterior a su cita, la SEIDO tuvo conocimiento de datos que contrastan con el dicho del funcionario y que revelan que “La Jefa” tenía una antigua amistad con el mando.
Esa relación venía de familia porque un hermano del funcionario era amigo desde hace mucho tiempo de la madre de Hernández Hervis, según testimonios.
La información de que sabía Téllez Marie sobre el grupo delictivo fue conocida por la autoridad federal hasta que intervino los teléfonos.
Él no comunicó a la SEIDO los datos que decía obtener de su informante y por esa razón lo citaron al interrogatorio como imputado.
Sin embargo, después de su comparecencia, la subprocuraduría de la PGR no volvió a molestar al mando veracruzano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario