Páginas vistas en total

12 de abril de 2017

SILVANO AUREOLES, EL REPRESOR CHAPINGUERO


Por Salvador Díaz

Lejos quedaron los años como líder del Comité Ejecutivo Estudiantil, más lejana su presunta ideología de Izquierda, conductora de movilizaciones como el incautamiento de camiones de la línea México-Texcoco para obligar al pulpo camionero a rebajar 50% los pasajes a estudiantes de Chapingo y de la región del Rey Nezahualcóyotl, acciones bravamente justicieras, ciertamente, Tan distante ese tiempo, esas ideas, esos paisajes juveniles,
Corrían los años cardenistas, fines de los años 80, las movilizaciones chapingueras eran frontales, Silvano Aureoles Conejo era el dirigente estudiantil de Chapingo, Los alumnos de la UACh triunfaban sobre los empresarios del transporte, y el estudiantado pagaba la mitad de su boleto, hasta la fecha, Un aroma de izquierda se respiraba en la escuela de agricultura, Ah, tiempos bonancibles, pero llega de repente una reflexión, si esto de luchar por causas justas lo aprendió Silvano en Chapingo, la UACh no es responsable de la criminal transformación sufrida por el hoy gobernador de Michoacán,
No, las malas mañas las aprendió después de egresar de este plantel, Pasados los años se trepó al convoy cardenista, ya encima del tren, fácil le fue encaramarse por ese árbol lleno de oportunistas, logreros y expriistas tramposos, Silvano había arribado al Partido de la Revolución Democrática, (PRD), la más alta academia de rateros después de la escuela del PRI y de la del PAN, con muy buenas calificaciones, Y claro no se quiso quedar atrás de Ángel Aguirre, el sátrapa gobernador de Guerrero, autor de dos asesinatos de normalistas en 2011 y compinche de los homicidios y de los desparecidos del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala Guerrero, Tampoco quiso quedarse rezagado de Gabino Cué, uno de los responsables de los asesinatos de ocho oaxaqueños en Nochixtlán el 19 de junio de 2016, ambos gobernadores homicidas impulsados por el zar y diosecillo de Morena, López Obrador,
¿Cómo se iba a quedar atrás, Silvano?, No, él ordenó la salvaje represión en Arantepecua este 5 de abril, ahí murieron tres comuneros y un menor de edad; Santiago Crisanto Luna, José Carlos Jiménez Crisóstomo, Francisco Jiménez Alejandre y el adolescente Luis Gustavo Hernández Cohenete,
Así, el romántico chapinguero, oriundo de Zitácuaro, alumno pobre de una universidad asistencialista para campesinos pobres, donde recibió una educación idealista para solucionar los problemas de los pobres se convirtió muy temprano en un Calígula represor de estudiantes pobres, de maestros pobres y comuneros indígenas pobres, Más razonable hubiera sido ser leal a su compromiso inicial, a sus ideas revolucionarias y convicciones justicieras, defender la educación pública, ser aliado de los pobres, de donde él brotó, Pero no, prefirió rendir pleitesía a sus patrones, a la burguesía, a los dueños del poder, a los carteristas elegantes, ¡primero muerto antes de rozar sus pulcras vestimentas con la mugre del pueblo!
En realidad Silvano nunca tuvo conciencia de clase, como tantos seudorrevolucionarios olieron los fétidos aromas del billete y al momento mostraron su verdadera faz de fascistas, eso pasó con todos esos partidos hacedores de nuevos ricos como el PRD o Morena, pepenadores de gente represora como Esteban Moctezuma, Manuel Bartlett, Graco Ramírez, Gabino Cué, Juan Sabines, Manuel Camacho, Marcelo Ebrard, Miguel Mancera, lo peor de la polaca mexicana, De ahí es Aureoles Conejo, el ex chapinguero y ex pobre, hoy traidor a la causa de los pobres y responsable de la muerte de cuatro comuneros de Arantepacua,
¡¡Fuera Aureoles de la gubernatura michoacana!!

Por Salvador Díaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario