Páginas vistas en total

20 de junio de 2017

CONSENTIDA POR LAS AUTORIDADES, LA TEXTILERA ALSTYLE DESCARGA ARSÉNICO, CIANURO, PLOMO… AL RÍO AGUA PRIETA

POR MILTON MARTÍNEZ , 20 JUNIO, 2017  
REPORTAJE ESPECIAL

AGUA PRIETA, Son. (apro).- La textilera AlStyle Internacional de México SA de CV, que cotiza en la bolsa de valores de Nueva York bajo el nombre ENNIS Inc., genera contaminantes tóxicos desde hace siete años que son descargados al cauce del río Agua Prieta, con la complacencia del gobierno de este municipio.
Según el contrato de agua tipo industrial 25814, con fecha del 25 de mayo de 2010, la textilera inició operaciones y para el tratamiento de las aguas residuales firmó contrato con el ayuntamiento de Agua Prieta. Éste, a su vez, se hizo de los servicios de la Empresa Asesoría Fintegra SA de CV, propiedad del magnate local Ricardo Mazón, que subarrendó a la compañía de su hijo Enrique, FI Scorpio, a fin de depurar el recurso hídrico.
Este telar de amaños empresariales involucra al exalcalde de Agua Prieta, Vicente Terán, quien avaló ese y otros contratos leoninos para que operara de inmediato AlStyle, sin cumplir con las normas ambientales vigentes a esas fechas y con las modificaciones aprobadas en los años subsecuentes.
También en la red de complacencias se encuentra el actual presidente municipal, Héctor Ruvalcaba –del PAN- y el director del Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oomapas), Adalberto Laprada León.

Estos dos últimos servidores públicos cuentan con la resolución 1913/2015 emitida por de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para cobrarle el uso de drenaje a AlStyle Internacional de México SA de CV -que se niega desde un principio a pagar por este servicio- y, en cambio, decidieron condonarle el adeudo de 22.2 millones de pesos mediante el oficio OOAP/2016-242-DA, fechado el 20 de mayo de 2016.
El director Laprada dijo en entrevista con Apro el pasado 19 de mayo que la exención de pago a AlStyle está justificada bajo el argumento que Fintegra es la responsable de las descargas residuales, según el amaño empresarial antes explicado.
“Tampoco le estamos cobrando a Fintegra porque estamos llevando juicios administrativos y judiciales porque AlStyle nos tiene demandados a nosotros por el cobro que les estamos haciendo; entonces necesitamos culminar los procesos para definir el cobro a Fintegra”, justificó.
Y se ufanó: “Como abogado ya sé en lo que va a parar el juicio con Alstyle, no perdamos el tiempo y vámonos contra quien se debió haber cobrado desde un principio; se nos va ir la administración municipal y no vamos a recuperar ese adeudo de 24 millones de pesos”.
Además, el alcalde Ruvalcaba, en su calidad de presidente de la Junta de Gobierno de Oomapas, en al menos tres ocasiones ha incluido en la orden del día ante este cuerpo colegiado para validar la exención del cobro de los 22.2 millones de pesos.
El agua contaminada por la textilera. Foto: Especial
La contaminación
El agua de la empresa sale color morado y pestilente a químicos. Los sedimentos son visibles en la laguna de oxidación, la salitre del agua residual es perceptible a 50 kilómetros río abajo y las consecuencias son la sequía que experimenta el ejido.
La señora Rosa, residente del ejido Agua Prieta, relató que antes con estas aguas se podía sembrar maíz, elotes, chiles y hasta regar las plantas en el hogar.
“Ahora (desde que se instaló la empresa en 2010) no podemos ni salir de nuestra casa por la peste tremenda que hay en las tardes”, comentó.
No es para menos. De acuerdo con el estudio practicado por Asesoría Análisis SC, en el agua que escurre la empresa a la cuenca se encontraron tóxicos industriales como el arsénico, cadmio, cianuro, cromo, mercurio, níquel, plomo, zinc, nitratos, nitritos, fósforo, color, grasas y aceites.
Además, se hallaron temperatura, potencial de hidrógeno, nitrógeno total, alcalinidad, conductividad eléctrica y sólidos sedimentables, para un total de 11 índices fuera de lo que contempla la Norma Oficial Mexicana 001.
Peor aún. En la serie de cláusulas leoninas incluidas en el contrato entre Oomapas y AlStyle, también firmaron un adendum en el que la empresa exigía que los desechos expulsados sean regulados por la NOM 002, que es más laxa con los índices ambientales analizados.
Incluso, los ejidatarios ya dieron cuenta de esta irregularidad a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en 2011 y con el oficio BOO.00.R03.04.5.-3211 les notificaron que era imposible contestar a esta denuncia porque la información sobre este caso se encuentra reservada por tiempo indefinido.
Ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) se realizó otra queja, pero hasta la fecha no ha contestado.
La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) afirmó en un comunicado que corresponde a la Conagua y al ayuntamiento de Agua Prieta supervisar todo lo relacionado con las descargas de aguas residuales.
La dependencia estableció que el caso escapa a sus facultades jurídicas. Esta intervención de Profepa se dio luego de la denuncia sobre la contaminación que afecta a ejidatarios de esa región fronteriza.
La visita del personal de la Procuraduría, que fue atendida por el titular de Seguridad e Higiene de la empresa, consistió en la realización de un recorrido al interior de la nave de producción, áreas de extractores y teñido donde se emplea agua en el proceso.
Se constató que el agua residual proveniente de la planta, primero descarga hacia una planta de tratamiento y, posteriormente, a la laguna de oxidación del municipio. Por lo tanto, la Profepa no tiene competencia en Materia de Impacto Ambiental, ya que el tema no encuadra dentro de los supuestos del artículo 5 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.
Polución al por mayor
Una publicación la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, titulado “Contaminación generada por colorantes de la industria textil”, señala que estas empresas consumen una gran cantidad de agua y los residuos generados destacan porque estos compuestos se diseñan para ser altamente resistentes, incluso a la degradación microbiana, por lo que son difíciles de eliminar en las plantas de tratamiento convencionales.
Se utilizan más de 10 mil diferentes tipos de pigmentos y colorantes sintéticos, sales (NaCl y Na2SO4, utilizadas durante el proceso de teñido teñido), metales pesados que están presentes en los colorantes, solventes clorados (provenientes del lavado y la limpieza de máquinas) y el sulfuro (presente en algunos colorantes), detalla el análisis.
El estudio firmado por los investigadores Adriana Cortázar Martínez, Claudia Coronel Olivares, Adelfo Escalante Lozada y César González Ramírez, advierte sobre el posible riesgo genotóxico (daños en el ADN) de los trabajadores de la industria textil, quienes se exponen a una amplia variedad de químicos como colorantes textiles, agentes blanqueadores, ácidos, álcalis y sales.
“Por otro lado, algunos compuestos químicos orgánicos pueden ser absorbidos por algunas plantas, tales como: el melón, el rábano y la papa y los efluentes textiles pueden reducir la germinación de las semillas y el crecimiento temprano de algunos vegetales”, cita la investigación.
Y puntualiza: “También se pueden encontrar metales como: arsénico, cadmio, cromo, cobalto, cobre, manganeso, mercurio, níquel, plata, titanio, zinc, estaño y plomo. Muchos de esos metales se generan durante el proceso de teñido”.
Condonación
AlStyle Internacional de México SA de CV se niega a pagar al ayuntamiento de Agua Prieta por concepto de drenaje y alcantarillado un equivalente a 35% del agua consumida en un mes, como se le cobra a cada uno de los usuarios que contratan una toma de agua.
Y para evadir este pago, la textilera se valió de la Empresa Asesoría Fintegra SA de CV; de Fi Scorpio del Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Omapasap).
El 31 de mayo de 2013, el organismo exigió el primer pago a AlStyle Internacional de México SA de CV, pero la empresa se negó a cumplir con su parte del contrato con el argumento de que no utilizaba el drenaje de la ciudad debido a que para este objetivo contrató a Fintegra SA de CV y FI Scorpio.
La exigencia de pago, primero se discutió en el Tribunal Contencioso de lo Administrativo, donde no se le concedió la razón AlStyle. Solicitó el amparo con folio 315/2014 ante el Tercer Tribunal Colegiado Penal y Administrativo del Quinto Distrito, donde prevaleció la primera resolución.
El 16 de abril de 2015, solicitó un recurso de revisión ante la corte registrado con número 1913/2015, en donde el máximo tribunal desechó el recurso a AlStyle y le ordena el inmediato pago a la paramunicipal.
Pese a la resolución, hasta esta fecha la textilera de clase mundial se niega a liquidar el cobro estimado en 24.2 millones de pesos y, aún peor, coaccionó al director del organismo de agua, Adalberto Laprada León; y al actual presidente municipal, Héctor Ruvalcaba Gastélum, en su calidad de presidente de la Junta de Gobierno, para amañar las decisiones en la paramunicipal.
El 13 de mayo de 2016, AlStyle, a través de su representante legal, Claudia Lozano Verástegui, volvió a argumentar al director Laprada que no utiliza el servicio de drenaje. Dócil e inexplicablemente siete días después, el 20 de mayo, este último titular le condonó el adeudo de 22.2 millones de pesos, sin la aprobación de la Junta de Gobierno.
Y para justificar la millonaria condonación, el 8 de julio siguiente, el alcalde Ruvalcaba convocó a una Junta de Gobierno donde el principal punto en la orden del día era “La autorización para la cancelación de adeudo por concepto de drenaje a AlStyle SA de CV la cantidad de 22.2 millones de pesos”.
No obstante, los integrantes de la junta se han negado a aprobar la condonación y desde el año pasado el presidente municipal ha convocado a otras tres sesiones en las que no se ha logrado liberar del pago a AlStyle.
¿Quién es AlStyle?
La textilera se instaló en terreno ejidal con la promesa de comprar el agua al ejido de Agua Prieta, que cuenta con la concesión de pozos con volúmenes superiores a los 1.3 millones de metros cúbicos, pero no cumplió. Existía el acuerdo de ceder el tratamiento de sus aguas residuales y tampoco atendió ese pacto.
Asimismo, se le exigió que cubriera un monto inicial por la instalación de la línea de gas y nunca se logró el cumplimiento de esta disposición.
Incluso, prometió la creación de cuatro mil 500 empleos, a fin de gozar de todas las exenciones fiscales para empresas creadoras de puestos de trabajos. No obstante, solo ha ofrecido 800 trabajos.
AlStyle se encuentra ubicada en el parque industrial Bachicuy, en una extensión de 20 hectáreas y una superficie de nave de 72 mil metros cuadrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario